Cómo invertir en el sector de ciberseguridad

Veremos si Wall Street prefiere victoria de demócratas o republicanos, ya que nos acercamos al mes de noviembre que es la gran cita.

No te pierdas las carteras de inversión, ideas operativas y todo el contenido de mi membresía. Aquí puedes ver todo.

Y si te gusta leer, te presento mi colección de 18 ebooks

Contenido:

  • La Bolsa estadounidense sigue batiendo al resto
  • ¿Wall Street prefiere victoria de demócratas o republicanos?
  • La magia del 1 de febrero para los mercados
  • ¿Enero como brújula?
  • Por qué las criptomonedas no se fortalecen tras la aprobación de los ETFs al contado

La Bolsa estadounidense sigue batiendo al resto

Las Bolsas europeas siguen sin poder con la estadounidense. Pero no solo la del Viejo Continente, sino la mundial.

Esto se puede apreciar fácilmente en dos datos muy reveladores:

1º En los últimos 10 años: el rendimiento promedio del S&P 500 es de un +13%, prácticamente duplicando el rendimiento promedio del Stoxx 600. Sólo en 2 años, que fueron 2.022 y 2.017 la Bolsa europea logro una mejor rentabilidad que la norteamericana y además fue por muy poca diferencia.

2º En los últimos 16 años: Wall Street ha subido un +407% frente al +85% de las acciones internacionales y el +38% de los mercados emergentes.

Wall Street prefiere victoria de demócratas o republicanos

Más de 70 países celebran elecciones este año, con los comicios presidenciales de EE UU del mes de noviembre como la cita más importante de todas.

Es un año especial, entre otras cosas porque no es fácil asistir a tantas citas con las urnas: Estados Unidos, México, Parlamento Europeo, Rusia, Reino Unido, India, Portugal, Austria, Bélgica, Rumanía, Croacia, Sudáfrica, Venezuela o Sri Lanka son algunos ejemplos.

Pero centrémonos en la relevante, la cita a la Casa Blanca. La historia nos muestra que los años electorales, con independencia de una victoria demócrata o bien republicana, son alcistas para Wall Street. Desde el último año de mandato del presidente Hoover en 1932, el S&P 500 ha ganado una media del +6,5% en un año electoral y un +11,3% en los 12 meses siguientes a la conclusión de las primarias.

Han pasado tres años desde que Joe Biden tomó cargo de la Casa Blanca. El Dow Jones ganó un +21,4% durante estos  primeros tres años. Si miramos los últimos 123 años, ocupa el puesto número 11 entre los últimos 21 presidentes. El podio es:

  • Roosevelt +192,3%
  • Coolidge +71,7%
  • Eisenhower +64,2%

Viendo lo que hace el índice S&P 500 tres meses antes de las elecciones se puede “intuir” quién ganará. Si sube tiende a ganar el presidente que se presenta a la reelección. Si cae gana el aspirante. Desde el año 1920 ésto ha sido así el 87% de las ocasiones, exactamente 20 de las 23 veces.

El dólar también suele dar pistas acerca de quién ganará las elecciones. Si el billete verde está débil tres meses antes de las elecciones favorece al partido que está en el poder, en cambio si está débil favorece a la oposición. Ésto ha sucedido casi siempre.

La pregunta que muchos se hacen es si los mercados han resultado tener un mejor comportamiento con presidentes demócratas o bien republicanos.

La respuesta es la siguiente: Los presidentes demócratas han sido históricamente mejores para Wall Street que los republicanos. De media, con republicanos el mercado ha subido un +3% anualizado, mientras que con demócratas el rendimiento ha sido del +6,8% anualizado.

De todas maneras, al S&P 500 le va mucho mejor cuando el Congreso está dividido que cuando un partido tiene el control total.

La magia del 1 de febrero para los mercados

Si miramos desde el año 2002, podemos observar que el 1 de febrero (o si es festivo el primer día de febrero con la Bolsa abierta) es un gran día para los mercados de Wall Street.

En efecto, es una sesión alcista para el Dow Jones (es el que menos sube con un +0,39%), el S&P 500, el Nasdaq y el Russell 2000 (es el que más sube con un +0,75%).

Tras ese gran primer día, los mercados van apagándose poco a poco.

Luego, del día 7 al 12 los índices retoman de nuevo la fortaleza alcista y el culmen se suele ver a mitad del mes.

Finalmente, el mes es favorable en general para el Russell 2000 y para el Nasdaq, y no para el Dow Jones y el S&P 500.

¿Enero como brújula?

Si el pasado sirve de guía, sería interesante saber que cuando el S&P 500 cotiza en territorio positivo en lo que va del mes, el índice continúa subiendo durante los últimos cuatro días de negociación de enero.

Y cuando el índice termina enero en verde, las posibilidades de que siga avanzando durante el resto del año mejoran bastante.

Desde 1953, año en que la actual semana de negociación de cinco días llegó por primera vez al mercado de valores estadounidense, cuando el S&P 500 subió un +2% o más en enero, su rendimiento medio durante el resto del año fue una ganancia del +13,5%.

Por qué las criptomonedas no se fortalecen tras la aprobación de los ETFs al contado

Comprar con el rumor y vender con la noticia. Eso es lo que ha pasado y pocas veces se ha telegrafiado tanto un movimiento antes de producirse. Al final, resulta que todo el que quería comprar cripto lo fue haciendo durante los meses previos con los rumores y cuando el rumor ya fue noticia oficial, todo el que quería comprar ya lo había hecho.

Hasta la fecha los flujos de dinero que entran en las cripto son decepcionantes en comparación con las elevadas expectativas» generadas en el periodo previo a su aprobación. Se había disparado las expectativas de una entrada millonaria de nuevos inversores, especialmente institucionales, atraídos por la ‘seguridad’ que ofrecen los fondos cotizados frente a otros productos de inversión menos tradicionales y más específicos del mundo cripto.

Y además, resulta que buena parte del dinero que ha entrado a los nuevos ETFs aprobados, no es dinero nuevo, sino dinero que estaba antes invertido en otros productos cripto.

Suscríbete para recibir cómodamente en tu correo mis newsletters con los artículos que escribo en el blog