Hoy te voy a contar algo tremendo, cómo una confusión con los nombres originó una debacle. Y todo por confundir First Republic Bank con Republic First Bancorp. Te cuento el origen y cómo pasó.

Además, te contaré otros casos famosos que tienen como protagonistas a compañías conocidas como Meta (Facebook) y Zoom Video.

Por cierto, aquí puedes ver todo el contenido que ya hay publicado en mi membresía:

Y si te gusta leer, te presento mi colección de 18 ebooks

Sangría en Bolsa por confundir First Republic Bank con Republic First Bancorp

Cuando se invierte en los mercados financieros, siempre hay un riesgo de perder dinero. Da igual si es en acciones, en índices, en materias primas, en divisas, en criptomonedas. No importa si es al contado o con derivados que tienen apalancamiento como los futuros, los cfds, las opciones, los warrants. Incluso si inviertes en ETFs o en fondos de inversión. Da igual, siempre hay un riesgo,  mayor o menor en función de en qué activos inviertas, pero lo hay.

Esto lo sabe todo el mundo y el que invierte en Bolsa lo asume como parte del juego.

Hasta aquí nada nuevo que no sepas. ¿Pero qué me dirías si pierdes dinero por auténtica mala suerte? Y cuando me refiero a mala suerte no es eso de «ayy, mi inversión ha salido mal, qué mala suerte he tenido». No, no me refiero a eso.

Me estoy refiriendo a la mala suerte de que tengas acciones compradas de una compañía y debido a que el nombre de esa compañía es muy parecido al nombre de otra que atraviesa por graves problemas, todo el mundo empieza a vender, inversores minoristas e inversores institucionales y el precio de las acciones de la empresa que tú tienes se hunde.

Pues esto está pasando. Mira, a esta altura de la película seguro que sabes todo lo que ha pasado con la quiebra del banco estadounidense First Republic Bank, la segunda mayor quiebra bancaria de EE.UU en su historia, por detrás de la de Washington Mutual en el 2008.

Resulta que no solo existe un banco que cotiza en Bolsa y que es el famoso quebrado First Republic Bank, sino que también hay otro que cotiza en Bolsa y se llama Republic First Bancorp. No me preguntes las ideas de bombero que hay que tener para poner a tu empresa un nombre casi idéntico al de otra, pero pasa y mucho, de hecho al final de este artículo te voy a contar otros casos famosos.

Pues bien, como ya irás imaginando, muchos inversores se han confundido y con la quiebra del banco se confundieron y vendieron acciones del otro banco. Sí, esta es otra, por lo visto había muchos inversores que tenían acciones de ambos bancos. Claro, el resultado ha sido que las acciones del banco no quebrado, Republic First Bancorp se hundieron un -40% en marzo al equivocarse y no vender las del quebrado First Republic Bank. El día negro para Republic First Bancorp fue el pasado 17 con un desplome del 28,2%, algo que sus accionistas no veían desde hacía casi 30 años en una sesión.

Incluso yo mismo, en el momento de escribir este artículo, he tenido que rectificar y borrar varias veces porque me confundía.

Pero la cosa viene de atrás. Hace 27 años hubo una fusión entre Republic Bank y First Executive y la empresa resultante se llamó First Republic. Pero claro, ya existía First Republic Bank desde los años 80, por lo que hubo pleitos judiciales. Finalmente desistió y pasó a denominarse Republic first Bancorp.

Pero lo gordo, lo realmente grave que es para echarse a llorar, es que sólo cambiaron el nombre, pero el ticker no lo cambiaron y siguió siendo FRBK (el ticker de First Republic Bank es FRC). De ahí los gravísimos errores de vender acciones masivamente del banco que no es el quebrado, por culpa de no haber cambiado el ticker.

Por cierto, por si no lo sabías, el ticker es un código de cotización que es alfanumérico y cuya finalidad es identificar de forma abreviada las acciones de una determinada compañía que cotiza en Bolsa.

Por si te lo estabas preguntando, estos dos bancos no tienen nada en común, ya que Republic First es un banco comercial cuya mayoría de clientes son minoristas. En cambio, First Republic se dedica a la banca privada y sus clientes se caracterizan por tener un capital muy elevado.

Bien, hasta aquí el caso que te quería contar. Pero como dije al inicio, por desgracia no es un caso aislado, hay otros casos muy conocidos. Te resumo algunos de ellos:

– Hace dos años, Elon Musk (Tesla) escribió en Twitter un mensaje recomendando utilizar Signal en vez de Whatsapp. El problema es que miles y miles de inversores acudieron en masa a comprar acciones de la compañía. El problema es que se confundieron y compraron acciones de otra compañía que no tiene nada que ver: Signal Advance. El resultado fue que las acciones de Signal Advance subieron ese día un +885%. En total subió un +5100%

– Cuando Facebook decidió cambiar de nombre y ponerse el de Meta Platforms, resulta que muchos inversores acudieron masivamente a comprar acciones y se cofundieron, ya que compraron en su lugar títulos de otra empresa: Meta Materials.

– Otro caso conocido fue hace tres años. Hubo un grave error cuando miles y miles de inversores querían comprar acciones de la compañía Zoom Video aprovechando la pandemia del coronavirus y que los confinamientos y el teletrabajo incrementaría la demanda de sus servicios. En vez de comprar acciones de Zoom Video compraron acciones de Zoom Technologies, cyos títulos casi se triplicaron

Como verás, somos humanos y nadie está libre de no equivocarse en la vida en general y en las inversiones en particular. Le ha pasado a los más grandes. Así que no te confíes, porque nunca se sabe dónde estará el siguiente error.

Suscríbete para recibir cómodamente en tu correo los artículos que escribo