Vamos a ver qué son las Pymes, cuántas clases existen, qué ventajas presentan, quién puede ser Pyme y quién no y por qué, así como el tema de empresas.

Por cierto, tengo una membresía. Aquí puedes ver todo el contenido que ya hay publicado. Es el Netflix de los mercados financieros. Cada día aprenderás cosas importantes acerca de los mercados y de las inversiones:

  • Formación: cursos en vídeo explicando cómo hacer trading en cada mercado, estrategias, trucos, brokers, indicadores, patrones. Todo lo que necesitas dominar para el trading.
  • Mercados: análisis de diversos mercados explicando si está interesante para invertir y por qué, además de posibles ideas de trading.
  • Opinión de mercados: sabrás cada día qué ha pasado, por qué han subido o caído los mercados y qué esperar que hagan.

Y si te gusta leer, te presento mi colección de 18 ebooks.

Qué son las Pymes 

El tema de las Pymes en España es un concepto que abarca las pequeñas y medianas compañías, todo ello en base a dos criterios:

  • El número de trabajadores que tienen.
  • El volumen de negocio o el balance que presentan.

La UE define a las Pymes en el Anexo I del Reglamento (UE) 651/2014 de la Comisión como aquellas empresas que tienen menos de 250 trabajadores y cuyo volumen anual de negocio es inferior a 50 millones de euros o el balance anual es inferior a 43 millones de euros.

Bien, entonces es necesario tener claro el concepto de empresa. Entidad que lleva a cabo una actividad económica considerada como tal la venta de productos o servicios a un precio concreto. Y da igual su forma jurídica, es decir, puede ser una Sociedad Anónima, una Sociedad Limitada o no serlo.

Y si te estás preguntando si una persona física puede ser empresa, la respuesta es sí. Un trabajador autónomo puede ser empresa sin necesidad de ser sociedad. Por tanto, un autónomo puede ser empresa y puede ser una Pyme, pero ha de cumplir los 3 requisitos que ya conocemos:

  • Tener menos de 250 trabajadores a su cargo.
  • El negocio tener un volumen anual inferior a 50 millones de euros o el balance anual es inferior a 43 millones de euros
  • Desarrollar una actividad económica consistente en la venta de productos o servicios a un precio concreto en el mercado.

Pero si el trabajador autónomo no factura directamente porque es socio de una sociedad que es la que emite las facturas, el autónomo no puede ser una Pyme ya que no se consideraría que sea empresa.

Decir que si en una compañía no puede ser una Pyme si un 25 % o más de su capital o sus derechos de voto pertenece o está controlado (de forma directa o indirecta) por uno o más organismos públicos.

En España las Pymes son el auténtico motor de la economía, ya que el 99,9% del tejido empresarial lo forman las pequeñas y medianas empresas. Las pymes suponen el 65% del PIB y generan el 75% de los puestos de trabajo.

Cuántas clases de Pymes existen

La clasificación tradicional es la siguiente:

– Microempresas: tienen menos de diez trabajadores y el volumen de negocios anual no superara los dos millones de euros. Suelen estar administradas por sus propios dueños y algunas veces están formadas por un grupo familiar. No tienen una estructura que permita el proceso de producción en cadena. Su nivel de acción es local y limitado. Tienen subcontratados servicios que escapan a su ámbito. Presentan impuestos (Sociedades, IVA e IRPF), llevan la contabilidad y aprueban las cuentas anuales, acceden a subvenciones, respetan la legislación laboral y la Ley de protección de datos.

– Pequeñas empresas: tienen un volumen de negocio inferior a 10 millones de euros y menos de cincuenta trabajadores, son entidades independientes y rentables, las cuales, no predominan en el sector de la industria.

– Medianas empresas: su negocio es inferior a 50 millones de euros con menos de doscientos cincuenta trabajadores, tienen sus áreas definidas por funciones y sus procedimientos estarán automatizados.

Si una empresa supera estos requisitos durante un año no va a perder la consideración de Pyme, pero si ocurre durante dos años seguidos, entonces sí.

Luego habría un tipo más de empresas, pero queda fuera de las Pymes:

– Grandes empresas: son las que manejan grandes capitales, suelen tener propias instalaciones, sus ventas son superiores a 50 millones de euros y tienes más de 250 trabajadores, tienen un sistema de administración avanzado y préstamos importantes con entidades financieras nacionales e internacionales.

Ventajas de las Pymes

A la hora de enumerar las ventajas de las Pymes, podemos resumirlas en 4 puntos como son los siguientes:

– Gracia a su tamaño y su estructura, se readaptan fácilmente  a todo cambio que surja en el mercado.

– Tienen un trato y un servicio más cercano a los clientes permitiendo que sus servicios puedan incluso ser más personalizados.

– Ya que son pocos trabajadores y se conocen todos bien en la empresa, existe más vínculos y lazos de unión entre los jefes y los trabajadores.

– Los costes de inversión no suelen ser demasiado elevados.

Suscríbete a mi newsletter para recibirlo cómodamente en tu correo con los artículos que escribo