¿Estamos ante la llegada de dinero fresco al mercado?Pues todo apunta a que sí. Ésto y otros temas interesantes los voy a comentar a continuación.

Contenido:

  • La gestión pasiva se impone a la gestión activa
  • ¿Llegada de dinero fresco al mercado?
  • Paralelismos entre la burbuja tecnológica del 2000 y el rally de la IA

No te pierdas las carteras de inversión, ideas operativas y todo el contenido de mi membresía. Aquí puedes ver todo.

Y si te gusta leer, te presento mi colección de 18 ebooks

La gestión pasiva se impone a la gestión activa

La gestión pasiva está ganando la batalla a la gestión activa. Pero vamos por partes:

La gestión pasiva consiste en comprar y mantener una serie de acciones diversificadas que repliquen el comportamiento de un índice bursátil. Para ello, se invierte en un fondo o un ETF vinculado a un índice y se les denomina fondos indexados. Además las comisiones anuales son más bajas que en el caso de los vehículos de inversión activa.

La gestión activa consiste en comprar y vender activos con el único propósito de batir al mercado, es decir, de hacerlo mejor que él y obtener una mayor ganancia o una menor pérdida.

Artículos relacionados:

Cómo gestionar una cartera, Gestión activa, gestión pasiva, gestión focalizada

Fondos Indexados: Qué son y cómo invertir en ellos

Claro, si al hecho de ser más baratos los fondos de gestión pasiva que los de activa, le sumamos que poquísimos gestores activos logran mejores resultados que el mercado, comprenderemos por qué la gestión pasiva está en auge, y según Bank of America la cantidad de activos gestionados por fondos pasivos ha superado a los gestionados por fondos activos (el 47% de los activos gestionados en USA lo son de manera activa, y eso que hace 14 años eran el 80%).

¿Llegada de dinero fresco al mercado?

El hecho de poder obtener un +5% de rentabilidad ha sido todo un reclamo para que los inversores acudiesen en masa a invertir su dinero en fondos monetarios, es decir, fondos que invierten en Letras, Bonos, etc, a muy corto plazo. Se trata de un vehículo de inversión de bajo riesgo que proporciona un rendimiento modesto y un alto grado de liquidez y seguridad (más que las cuentas bancarias).

Pues bien, en Estados Unidos se podía obtener una rentabilidad bastante interesante con estos fondos. Pero el tema podría estar cambiando. La reserva Federal rebajará este mismo año los tipos de interés (al igual que el Banco Central Europeo), seguramente no antes del mes de mayo y al menos habrá 3 rebajas de los tipos.

El caso es que se espera que se produzca un alud de dinero en efectivo que acabará siendo invertido en el mercado de acciones. Y es que el dinero en efectivo tiene su cara B, ya que aparte de sufrir una depreciación de su valor por culpa de la inflación, también supone un elevado coste de oportunidad a la hora de poder invertirlo en activos interesantes para que vaya rentando poco a poco con el paso del tiempo.

Y seguramente una parte sustancial de ese dinero fresco vaya a parar a las acciones tecnológicas. El siguiente gráfico refleja muy bien el interés que suscita entre los inversores.

Imagen

Paralelismos entre la burbuja tecnológica del 2000 y el rally de la IA

El fuerte impulso al alza que llevó al S&P 500 a la cifra redonda de 5.000 el jueves tiene un antecedente muy similar con el rally impulsado por Internet desde un mínimo similar del mercado en octubre de 1998 frente al mínimo de octubre de 2022. En este gráfico se ve la comparativa.

En aquella ocasión había una confianza desmedida en el auge tecnológico, algo parecido a lo que sucede hoy en día con la inteligencia artificial.

En efecto, en aquella época los inversores compraban acciones del sector porque estaban plenamente convencidos de que las empresas iban a gastarse auténticas millonadas para que sus equipos y sus sistemas informáticos no tuviesen problemas al pasar al año 2000

Pero mira, aunque hay muchos paralelismos, el tema es diferente. Hay varias razones, pero te voy a comentar principalmente dos:

1º La locura compradora de acciones relacionadas con el metaverso primero y luego con la inteligencia artificial es racional. Es decir, no se está especulando con algo que más adelante, en el futuro triunfará (o no). Es una realidad palpable, una realidad hoy en día y que mañana terminará de revolucionar nuestras vidas, tanto en el plano profesional como en el personal y el de ocio. Por tanto, no se está especulando con algo que puede o no suceder, es que es algo que ya ha sucedido.

2º Las valoraciones actuales de esas acciones es cierto que son elevadas, concretamente 22 veces superiores a las ganancias de 12 meses, pero aun así es mucho menos que las 28 veces que se llegó a ver en el pico de la burbuja del 2000.

Suscríbete para recibir cómodamente en tu correo mis newsletters con los artículos que escribo en el blog