Veremos qué es y la verdadera utilidad de la cláusula green shoe, así como su mecanismo de funcionamiento y el problema que presenta.

Aquí puedes ver todo el contenido que ya hay publicado. Es el Netflix de los mercados financieros. Cada día aprenderás cosas importantes acerca de los mercados y de las inversiones:

  • Formación: cursos en vídeo explicando cómo hacer trading en cada mercado, estrategias, trucos, brokers, indicadores, patrones. Todo lo que necesitas dominar para el trading.
  • Mercados: análisis de diversos mercados explicando si está interesante para invertir y por qué, además de posibles ideas de trading.
  • Opinión de mercados: sabrás cada día qué ha pasado, por qué han subido o caído los mercados y qué esperar que hagan.

Y si te gusta leer, te presento mi colección de 18 ebooks

Qué es la cláusula green shoe

La cláusula green shoe (también llamada over allotment option, así como opción de sobreoferta), forma parte de un contrato y permite al el emisor de una oferta pública inicial incrementar el número de acciones ofrecidas para su venta a los inversores. De esta manera los titulares que hay había mantienen un porcentaje de participación en el capital social de dicha empresa.

Por tanto, es un artilugio que tienen a su disposición las compañías que pretenden incrementar el capital social de una forma que no sea descontrolada.

De esta manera, se puede incrementar el número de títulos asignados a los inversores cualificados cuando existe un exceso de demanda en este tramo.

El nombre que recibe esta cláusula se debe a la compañía Green Shoe Company por ser quien recurrió a este mecanismo por primera vez allá por los años 60.

La cláusula green shoe suele tener una repercusión de cierta entidad en lo que se refiere a la demanda y a la cotización de las acciones de la compañía.

Resumiendo, esta cláusula green shoe es un pacto entre la compañía y las entidades colocadoras para poder finalmente emitir un mayor número de acciones siempre exista demanda, claro. De esta forma se busca tener un cierto control sobre el precio de venta de las acciones y minorizar riesgos y movimientos de los títulos a la baja. Las plusvalías que se obtienen por estas acciones se distribuye entre las entidades colocadoras a modo de retribución por su labor realizada.

La verdadera utilidad de la cláusula green shoe

A la hora de ver la verdadera utilidad de la cláusula green shoe podemos enumerar los siguientes puntos:

– Debido a su relevancia, es un recurso muy utilizado por parte de compañías, sobre todo las emergentes, de cara a obtener un mejor financiación.

– Podemos decir que la verdadera utilidad de la cláusula green shoe es que una compañía puede acceder a más capital para financiación y crecer.

– Los inversores tienen la opción de acceder a un mayor número de acciones si hay demanda suficiente.

– Los inversores antiguos gozan de protección puesto que tienen a su favor prioridad a la hora de adquirir más títulos antes que los inversores nuevos que se presenten.

Así pues, la cláusula green shoe permite tener más control y tranquilidad sobre la cotización de las acciones durante su lanzamiento. La compañía fija un precio objetivo para sus acciones y otorga a los inversores cualificados la opción de adquirir más acciones al mismo precio si hay una elevada demanda, con lo que la cotización se asegura que esté medio controlada y estable.

Mecanismo de funcionamiento de la cláusula green shoe

Al entrar en funcionamiento esta cláusula, la compañía emisora tiene la opción, si quiere, emitir hasta un 15% más de los títulos que se ofrecen en un principio.

De esta manera, los inversores pueden lograr hasta un 20% más de las acciones que pidieron en su momento, por lo que el número de acciones vendidas será más numeroso que el número inicialmente previsto.

La cláusula green shoe es implementada por el suscriptor, que por regla general suele ser una entidad financiera especializada. Las acciones extra son adquiridas por el suscriptor y luego son  vendidas al público y claro, esto origina interesantes plusvalías para la compañía emisora.

El problema de la cláusula green shoe

Como todo en la vida, aunque una cosa presente una serie de bondades, también tiene sus inconvenientes, desventajas o problemas.

Por ejemplo, las entidades financieras que actúan de colocadores, en su afán de avaricia y pretender obtener mayores ganancias económicas, pueden caer en la tentación de no hacer las cosas correctamente.

En España tenemos algunos casos recordados en los que no había demanda suficiente para ello y aun así la cláusula green shoe se llevó a cabo pero no de manera incompleta. Claro, el precio de esas acciones era inferior al precio de colocación tras pasar el plazo de opción de compra de 1 mes, Los colocadores mantuvieron estable la cotización durante unas sesiones  para poder ejecutar la cláusula y ganar un buen dinero, pero acto seguido el precio de las acciones cayó.

Suscríbete para recibir cada semana cómodamente en tu correo mis newsletters con los artículos que escribo en el blog