Un debate que se ha abierto es si está el Dow Jones en un mercado secular alcista. Entre esto y la relación con los máximos históricos, los alcistas están de suerte.

No te pierdas las carteras de inversión, ideas operativas y todo el contenido de mi membresía. Aquí puedes ver todo.

Y si te gusta leer, te presento mi colección de 18 ebooks

Contenido:

  • ¿Está el Dow Jones en un mercado secular alcista?
  • El golpe de autoridad del dólar
  • La fortaleza de los mercados pese a los pesimistas
  • ¿Momento de invertir en energía?

¿Está el Dow Jones en un mercado secular alcista?

La paciencia generalmente suele tener sus frutos y recompensa, y en el caso de las inversiones más todavía. Fíjate, por ejemplo, en el famoso ETf del S&P 500, el SPDR S&P 500 Trust SPY. Logró una rentabilidad del +26,1 % el año pasado (reinvirtiendo los dividendos), pero venía un año antes de caer un -18,3%. Desde finales de 2021 a hoy en día su rendimiento es solo de un +4,7%, en cambio en los últimos 10 años ha ganado un +215% (rentabilidad anual compuesta del +12,3%).

La paciencia es un lujo que no está al alcance de todo el mundo, de manera que aprovéchala porque merece la pena.

Y siguiendo con la paciencia, esto me lleva al tema de los mercados seculares. Un mercado secular se caracteriza por mantener una tendencia, bien alcista o bien bajista, durante un largo periodo de tiempo, generalmente un buen número de años (por regla general entre 5 y 25 años). De hecho su propia palabra lo refleja, porque secular viene del latín saeculum y significa largo periodo de tiempo.

En este gráfico de Real investment Advice podemos ver muy bien los mercados seculares alcistas desde el año 1.871.

Qué es un mercado secular

Qué es un mercado secular

Te cuento todo esto de los mercados seculares porque según Ned Davis Research, el Dow Jones se encuentra inmerso en un mercado secular alcista y está avanzando con máximos y mínimos crecientes desde el mínimo del año 2009 con máximos históricos en todos los ejercicios después de 2012.

Lo interesante es que en los años en que el Dow Jones marcó más de 7 máximos históricos, la ganancia media anual fue del +17,9%. Y en los años en los que marcó más de 35 máximos históricos, subió ese año de media un +25%.

El golpe de autoridad del dólar

El dato de empleo en Estados Unidos que conocimos hace unos días indicó que se crearon 353.000 nuevas nóminas el mes pasado a la vez que los salarios por hora se incrementaron un +0,6%, la mayor cantidad desde marzo de 2022.

Uno de los mercados que más lo celebró fue el dólar. ¿Por qué? Pues porque daba munición a la Reserva Federal de cara a poder tomarse con calma y sin prisa la rebaja de tipos de interés que el mercado esperaba que comenzara en el mes de marzo y que ahora tiene más probabilidades que se retrase, como mínimo, hasta el mes de mayo. Y es que ya sabemos que las divisas salen favorecidas cuando el banco central de su país sube tipos de interés, mientras que sale debilitada cuando los baja.

Imagen

Así las cosas, el billete verde lleva ya varias semanas seguidas al alza y el viernes se apreció frente a todas las monedas principales, sobre todo frente al yen japonés, la corona de Noruega y el dólar de Nueva Zelanda. Respecto al yen, decir que la moneda nipona cae ya un -5% en este ejercicio.

Por tanto, hasta que realmente la Fed no comience a bajar los tipos de interés, el dólar mantendrá su fortaleza, así de simple.

La fortaleza de los mercados pese a los pesimistas

El S&P 500 cerró el mes de enero en verde, concretamente alzándose un +1,6%. Desde el año 1.938 se puede observar que cuando el índice cierra enero en verde, los 11 meses posteriores sube una media del +11,5%. En cambio, cuando enero es negativo, la subida el resto del año es de solo un +1,2%. Una diferencia bastante sustancial, ¿verdad?

Mira, el mercado está y sigue alcista pese a que muchas voces llevan meses y meses avisando de una debacle. Atento a los siguientes ticks:

  • Los tres principales índices estadounidenses (Dow Jones, Nasdaq y S&P 500) han marcado máximos históricos. El Russell 3000 se creó en 1984 y aglutina a 3.000 compañías miembros de varias bolsas, como las del NYSE o el NASDAQ, incluyendo compañías que no forman parte de ninguna bolsa en concreto también llegó a máximos históricos.

Imagen

  • El S&P 500 ha subido en los últimos tres meses un +20%.
  • El 83% de las acciones del S&P 500 están por encima de su media móvil de 100 días.
  • El diferencial entre el sentimiento alcista alcistas y el sentimiento bajista de los inversores es el más grande desde hace casi dos años.
  • Incluso en los mercados emergentes hemos asistido la pasada semana a la mayor entrada de dinero semanal en la historia.

¿Momento de invertir en energía?

En un mercado tan alcista no resulta evidentemente sencillo encontrar demasiados sectores de acciones que hayan caído lo suficiente para que esté barato. Pero hay uno que sí cumple esa premisa, el sector energético.

Vamos a ver algunos motivos por los que podría empezar a revertir la situación poco a poco:

1º Desde que comenzó el 2021 hasta hoy, es el sector más infraponderado por parte de los inversores. De hecho, en el caso de los hedge funds, su inversión en este sector se encuentra rozando récords históricamente muy bajos. Si nos vamos a valores en concreto, tenemos por ejemplo que Exxon Mobil y ConocoPhillips, Baker Hughes  y Schlumberger cotizan con fuertes descuentos respecto de sus valoraciones medias de 5 años.

2º El crecimiento económico este año conllevará un incremento de la demanda de energía y, por tanto de sus precios.

3º Hay compañías del sector con un rendimiento del dividendo atractivo, por ejemplo Exxon Mobil y ConocoPhillips del +4%.

4º En general las compañías energéticas tienen balances sólidos y un flujo de caja libre que apoya la recompra de acciones, algo siempre muy atractivo para los inversores.

5º Si en Oriente Medio las tensiones geopolíticas se mantienen (que por desgracia todo apunta a que así será), los precios del petróleo subirán más, hecho que también llevará al alza las acciones de energía.

¿Y cómo se puede invertir en el sector energético?

Pues mira, aparte de comprar acciones de compañías, hay una manera más r´çapida, fácil y barata: mediante fondos de inversión y ETFs, tales como:

  • El Fondo Hennessy Midstream.
  • El fondo Hennessy Energy Transition Investor.
  • El fondo Tortoise Energy Infrastructure.

Suscríbete para recibir cómodamente en tu correo mis newsletters con los artículos que escribo en el blog