Vamos a ver un ejemplo de inversión con la filosofía dhandho. Sencillez, claridad, razonamiento y sentido común son sus señas de identidad.

Aquí puedes ver todo el contenido que ya hay publicado en mi membresía.

Y si te gusta leer, te presento mi colección de 18 ebooks

Ejemplo de inversión con la filosofía dhandho

Mohnish pabrai es un gran inversor indio y gestor de fondo de inversión afincado en Estados Unidos. En su libro «El inversor dhandho» hay una historia muy interesante que me gustaría comentarte y explicarte.

Empecemos por el origen de todo. Los indios asiáticos representan casi el 1% de la población de EE.UU y de ellos una porción pequeña proceden del estado indio de Guyarat (donde nació Gandhi) y a su vez de ellos hay una porción más pequeña que se llaman los patel.

Los patel vivían en Uganda, pero en 1972, el dictador Idi Amin llegó al poder, proclamó que África era para los africanos y que quienes no fuesen africanos tenían que irse. Le daba igual que los patel llevaran muchos años viviendo allí, que ya tuvieran varias generaciones que nacieron allí, que no tenían a dónde ir, que sus negocios estaban en esa tierra.

Amin revocó los permisos de residencia a todos los patel, confiscó sus empresas y negocios y las nacionalizó sin darles ninguna compensación o indemnización.

A finales de 1972, los patel fueron despojados de todas sus pertenencias y expulsados del país. No pudieron ir a India por la grave crisis de refugiados que hubo con la creación de Bangladés un año antes y la guerra de la independencia de Pakistán, por lo que el gobierno indio se negó a dejarles entrar al país.

Estados Unidos dejó entrar solo a unos cuantos, ya que la guerra de Vietnam originó un fuerte flujo de refugiados vietnamitas. Al final, los patel se repartieron entre Estados Unidos, Canadá e Inglaterra.

Lo curioso es que hoy en día en Estados Unidos, más de la mitad de todos los moteles tienen como dueños y propietarios a algún indio de origen patel y eso que hace 45 años no vivía ningún patel en Estados Unidos, ya que empezaron a llegar en los años 70 sin saber inglés y con un nivel económico y educativo muy escaso. A pesar de todo ello, triunfaron a lo grande, gestionan casi 50.000 millones de dólares en activos hoteleros en el país y dan trabajo a un millón de personas.

¿Cómo lo lograron? Hay una palabra que lo explica: dhandho, que significa riqueza, negocio. Y la filosofía de inversión dhandho se basa en invertir en negocios de bajo riesgo y alta rentabilidad potencial, lo contrario del axioma de Wall Street de que cuanto menor riesgo menos ganancia y viceversa.

La historia es la siguiente…

En los años 70 hubo en EE.UU un desarrollo en las zonas urbanas periféricas y en el sistema interestatal de autopistas. El coche era un bien común de la clase media y los moteles regentados por familias estadounidenses empezaron a poblar las recién construidas autovías interestatales. Pero el embargo del petróleo por los árabes en 1973 condujeron al país a una fuerte recesión económica.

Claro, los moteles dependían del poder adquisitivo de las familias, pero la crisis del crudo elevó por las nubes el precio de la gasolina, con lo que apenas viajaban las familias y la demanda por los moteles cayó en picado, siendo la gran mayoría embargados por los bancos.

En 1973 Papá Patel (así se llamaba) llega a EE.UU con su mujer y tres hijos adolescentes procedente de Uganda. Logró llevarse unos miles de dólares antes de que se lo confiscaran en África. Apenas hablaba inglés, no tenía formación ni un curriculum medio decente, con lo que sabía que encontrar trabajo en EE.UU sería complicado y lo máximo que podría aspirar era a un salario mínimo que apenas podría sacar adelante una familia de 5 miembros.

Un día vio que había un motel a la venta con 20 habitaciones a un precio bastante barato y comienza a hacer cábalas: si lo compro es probable que el vendedor o el banco financie el 80 o el 90% del precio de venta. Además, mi familia y yo podemos no solo regentar y gestionar el motel, sino que también podemos vivir en él, ahorrándonos un alquiler de una casa. Solo necesito unos miles de dólares para comprar la propiedad.

Logró reunir 5.000 dólares entre lo que él tenía y lo que le dejaron algunos familiares. Así que compra el motel. Con esa operación logró 2 cosas:

  • Un negocio propio para trabajar. Se ahorra contratar un recepcionista, gente que limpie, etc, ya que su familia y él se dedicarían a todo ello, básicamente él y su mujer, los 3 hijos los fines de semana y las tardes echan una mano.
  • Un lugar para vivir con su familia sin pagar alquiler de una casa o una hipoteca.

Al no contratar nadie, los costes son muy bajos, por lo que se pueden permitir cobrar menos que la competencia y aun así ganar el mismo dinero o incluso más. De esta manera logra más clientes y más beneficios económicos.

Sin gastos de trabajadores, sin alquiler o hipoteca, sin utilizar el viejo coche, sin salir de ocio, con una vida austera durante un tiempo sentaría una base muy sólida del negocio.

Bien, ahora pueden pasar 2 cosas:

A) Que el negocio vaya bien. Es lo ideal y lo que pretende Papá Patel. De esta manera ahorran dinero para alquilar una casa donde vivir y así dejan de hacerlo en el motel y disponen de más habitaciones para alquilar. Precisamente lo que sacan al mes por añadir esas 3 habitaciones que dejan libres paga de sobra el alquiler mensual de la nueva casa.

Esto es perfecto. Al principio, como no saben cómo les irá no lo hicieron. Más adelante, al ver que el negocio va bien, las 3 habitaciones donde dormían ellos y que no podían alquilar (1 para el matrimonio y 2 habitaciones para los 3 hijos adolescentes) les supone un buen ingreso. En esa época se venía pagando por día unos 13 dólares, de manera cada día las 3 habitaciones añaden una ganancia de 39 dólares, que al mes son 1170 dólares, más que de sobra en esa época para alquilar una casa sin mucho lujo.

Incluso con dinero que van ahorrando empezará a pensar en comprar otro motel.  Hay familias que con esta filosofía se han hecho con toda una cadena de moteles y de hoteles centrándose en mantener los costes lo más bajos posibles para ofrecer tarifas más baratas que la competencia, aumentar el nivel de ocupación y maximizar el flujo de caja. Al cabo de un tiempo, ceden la gestión de los moteles a jóvenes patel y continúan adquiriendo nuevos moteles.

B) La economía del país entra en recesión y el negocio no va bien. El banco se sienta con Papá Patel para renegociar los términos del préstamo. Como los costes del negocio siguen siendo muy bajos pueden permitirse bajar un poco más los precios, siempre van a tener más margen para hacerlo que la competencia. Y en el peor de los casos, siempre pueden dejar la casa donde viven de alquiler, ahorrarse dicho alquiler y regresar al motel a vivir allí, con lo que los gastos bajan aun más y a nada que se ocupen algunas habitaciones les da para ir tirando hacia adelante, ya que una recesión es cuestión de aguantar y quien logra aguantar sin caer, cuando sale de nuevo el sol tras la tormenta, sale mucho más reforzado y fuerte.

Como ves, la filosofía de inversión dhandho se basa en invertir en negocios con bajo riesgo y potencial elevado de rentabilidad. Y es que no es lo mismo riesgo e incertidumbre. La clave está en invertir en activos de bajo riesgo y elevada incertidumbre, ya que eso permitirá adquirir un activo a un precio muy por debajo de su valor real de mercado. Como siempre dice Mohnish Pabrai: cara, gano; cruz, pierdo poco.

Suscríbete para recibir cómodamente en tu correo mis newsletters con los artículos que escribo en el blog