Cuidado si tienes hipoteca multidivisa, vienen curvas. Te explico cómo el Banco de Japón intervendrá en el mercado de divisas para fortalecer el yen.

Aquí puedes ver todo el contenido que ya hay publicado en mi membresía.

Y si te gusta leer, te presento mi colección de 18 ebooks

Cuidado si tienes hipoteca multidivisa, vienen curvas

La divisa nipona, el yen japonés, sigue muy débil, tanto frente al dólar como frente al euro, y esto se traduce en fuertes subidas de usd/jpy y de eur/jpy.

La principal razón de ello es sencilla: la divergencia entre las políticas monetarias llevadas a cabo, por un lado por el Banco Central Europeo y la Reserva Federal de Estados Unidos, y por otro lado por el Banco de Japón.

Y es que mientras el BCE y la Fed siguen subiendo los tipos de interés desde hace ya un buen número de meses, el BoJ se resiste.

Pues bien, podríamos estar cerca de un fuerte movimiento del yen japonés al alza, lo que se traduciría en caídas de usd/jpy y eur/jpy.

¿Y por qué? Pues porque el Viceministro de Finanzas de Japón ha declarado que el gobierno está considerando intervenir en el mercado de divisas para evitar un mayor debilitamiento del yen.

Mira, cuando un Gobierno o Banco Central interviene en el mercado de divisas es para una de las siguientes razones:

  • Fortalecer su moneda. Para ello lo que hace es comprar ingentes cantidades de su divisa.
  • Debilitar su moneda. Para ello lo que hace es apostar por otras divisas para que se fortalezcan frente a la suya.

En el caso actual, lo que buscaría Japón es fortalecer su maltrecha moneda, sobre todo frente al dólar y el euro.

Mira, no son suposiciones. Primero, porque lo ha puesto sobre la mesa hace unos días el propio Gobierno japonés. Y segundo porque tenemos un caso igualito al actual y muy reciente, puesto que fue en septiembre-octubre del 2022.

El Banco de Japón tuvo que intervenir en el mercado de divisas comprando yenes y vendiendo otras divisas para fortalecer su moneda, algo que no hacía desde el año 1998. No tenía más remedio, puesto que el yen se hundió a mínimos de 24 años.

Sí, en aquella ocasión, el yen se depreció con fuerza frente al dólar, lo que implica subida de usd/jpy. Concretamente, la intervención tuvo dos fases:

1ª Fase: en 145 se encontraba la línea roja que Japón tenía sobre la mesa para intervenir y evitar que la debilidad fuese más allá.

La intervención comenzó sobre las 17:00 hora en Japón, lo que viene a ser las 10:00 en España. Vamos, que los traders en Japón y en Europa pudieron aprovechar los fuertes movimientos para bien o para mal, según fuera la operativa de cada inversor. En cambio, en Estados Unidos pilló a casi todos durmiendo.

Fue empezar a intervenir y pasó en el día de 145,82 a 142,35, siendo el mayor diferencial entre el máximo y el mínimo de una misma sesión desde el verano de 2016.

2ª Fase: la zona máxima donde se «permitiría» subir a usd/jpy rondaría 150. Cuando alcanzó ese nivel vino ya la caída definitiva, de 150 a 127,22 en tan solo tres meses.

En este gráfico de usd/jpy podemos ver muy bien todo lo que sucedió. Las dos líneas gruesas negras marcan las zonas de intervención (145 y 150). Primero vemos que al llegar a 145 efectivamente usd/jpy cae. Cuando días después logra superar 145 se dirige a 150 y es ahí cuando ya viene el gran desplome.

¿Y por qué una intervención en dos fases? Bueno, generalmente se suelen distribuir las «armas», lo que se conoce como eficiencia operativa, de manera que muchas veces es preferible no gastar todo el arsenal de golpe, ya que conviene ver cómo reaccionan el resto de países, ya que se corre el riesgo de entrar en una guerra de divisas, es decir, cada país decide si le conviene fortalecer o debilitar su moneda, con lo que al final es todo un despropósito.

Pero no sólo el dólar fue el que sucumbió frente al yen. El euro, el dólar australiano y la libra esterlina también se desplomaron frente a la moneda nipona.

Soy de la opinión que si Japón quiere volver a intervenir lo hará cuando usd/jpy llegue de nuevo a 145 (está ahora en 143,62) y por supuesto si llega a 150. Y ello debiera de provocar una caída en usd/jpy. Les fue bien la estrategia y no tienen por qué cambiarla ahora.

Pero si vemos el eur/jpy, aquella tremenda caída del usd/jpy en esos 3 meses se tradujo en un desplome mucho menor (de 148,43 a 137,38).

Por tanto, si Japón interviene de nuevo el yen, éste pasará a fortalecerse y veremos caídas en usd/jpy y en eur/jpy, pero mucho más intensa en el primer caso.

Es por ello que hay que tener mucho cuidado si tienes hipoteca multidivisa, vienen curvas. Recordemos que las hipotecas multidivisa son un producto complejo en el que el cliente contrata una hipoteca en euros, pero las cuotas de amortización del préstamo y el cálculo del capital se calculan periódicamente en unas divisas diferentes al euro (siendo las más habituales el yen japonés, la libra esterlina y el franco suizo).

La idea es que si el euro baja frente a la divisa escogida en la hipoteca, el titular del préstamo pierde dinero y pasa a deber más dinero al banco que la cantidad recibida al contratar la hipoteca.

Claro, de momento todo genial porque eur/jpy está subiendo, lo que significa que el euro se fortalece frente al yen, pero una intervención del Banco de Japón para fortalecer el yen implicaría que eur/jpy caería, y aquí ya entrarían en problemas los titulares de una hipoteca multidivisa en yenes (aunque todo dependerá dónde se encontraba eur/jpy en el momento de suscribir la hipoteca).

La cosa no es ninguna tontería, basta recordar que de 2007 a 2012, en sólo 5 años, una deuda de 200.000 euros en yenes pasó a ser de 33400000 yenes, es decir, en sólo 5 años una deuda de 200.000 euros subió a 344.300 euros, un incremento de nada más y nada menos que 144.300 euros más.

Por cierto, hay ya muchas novedades en cuanto a legislación y jurisprudencia de los tribunales, de manera que se puede reclamar judicialmente, de hecho en su momento expliqué cómo reclamar por una hipoteca multidivisa paso a paso.

Suscríbete para recibir cada semana cómodamente en tu correo mis newsletters con los artículos que escribo en el blog